Home Institution

University of Pittsburgh

Publication Date

Fall 2011

Program Name

Ecuador: Culture and Development

Abstract

En la región de los Manduriacos en el noroccidente del Ecuador, el río Guayllabamba pasa entre las provincias de Pichincha e Imbabura. El área es campo rural—una colección de bosques subtropicales primarios y secundarios, fincas, y pueblos pequeños que nacieron en las últimas cuatro décadas. Estas tierras forman parte de la subcuenca media del río Guayllabamba, donde la lluvia se captura y fluye hacia el río. Cerca de los pueblos de Cielo Verde (Imbabura), Santa Rosa (Pichincha) y Guayabillas (Pichincha), el gobierno del Ecuador ha propuesto el proyecto hidroeléctrico Manduriacu. Esta grande represa sería parte de una cascada de represas grandes, denominado el Sistema Hidroeléctrico Integrado Guayllabamba. La empresa estatal HidroEquinoccio EP (HEQ), encargada del proyecto, está en el proceso de finalizar la etapa de estudios para empezar la construcción de la presa.

Según la comisión mundial de represas (CMR), “existen más de 45.000 grandes empresas en el mundo. Hoy en día, casi la mitad de los ríos del mundo tiene al menos una gran represa.”[1] Ecuador depende de la energía hidráulica para satisfacer un gran porcentaje de su suministro eléctrico. Según el Estudio de Impacto Ambiental Preliminar (EIAP) del proyecto Manduriacu, “el compromiso del Estado será iniciar con la construcción de nuevas centrales hidráulicas como fuentes de energía renovable y limpia y a demás, ‘ejecutar los proyectos de forma ambientalmente correcta’.”[2] Estas palabras recuerdan el discurso mundial recién surgido que alaba la energía “limpia y verde,” y que promueve la energía hidráulica como parte de esta categoría y del “desarrollo sustentable”.

Dentro de este discurso, sin embargo, hay poca reflexión sobre el significado de su terminología. ¿Qué significa “limpia”? ¿“Verde”? ¿“Desarrollo”? ¿“Sustentable”? Ciertamente, la energía hidráulica es renovable. Es decir, la fuente de la energía, el flujo del agua, se regenera. Pero, eso no significa automáticamente que los proyectos hidroeléctricos no tengan consecuencias negativas. Para obtener los beneficios de las grandes represas, “se ha pagado un precio inaceptable, y frecuentemente innecesario, especialmente en términos sociales y ambientales, por parte de las personas desplazadas, las comunidades río abajo, los contribuyentes fiscales y el medio ambiente.”[3] Rara vez el discurso dominante ha considerado los impactos en comunidades y ecosistemas afectadas directamente por las grandes represas. Si queremos obtener energía hidroeléctrica “sustentable,” es necesario examinar estos impactos y las perspectivas de las comunidades afectadas directamente.

[1] Comisión Mundial de Represas. Represas y Desarrollo: un nuevo marco para la toma de decisiones. Nov. 2000.

[2] HidroEquinoccio EP. Estudio de Impacto Ambiental Preliminar (EIAP) del proyecto hidroeléctrico Manduriacu y su línea de transmisión a 230 KV. 2011.

[3] Comisión Mundial de Represas. Represas y Desarrollo: un nuevo marco para la toma de decisiones. Nov. 2000.

Disciplines

Environmental Health and Protection | Environmental Policy | Natural Resources and Conservation | Natural Resources Management and Policy | Sustainability | Water Resource Management