Home Institution

College of Wooster

Publication Date

Fall 2007

Program Name

Bolivia: Culture and Development

Abstract

Vivir en la calle “es como pelear por tu vida, si no la defendés, no sobrevivís. Es como una guerra diaria” (Defensa de los Niños, 1997: 40). Es cierto que la vida en la calle es una vida muy dura y pesada. Pero para personas que no han vivido en las calles, que siempre han tenido las cosas necesarias para vivir bien y cómodamente, es difícil entender verdaderamente esta vida que es la realidad para numerosos bolivianos, muchos de los que son jóvenes.

La juventud debe ser un tiempo para divertirse y aprender. Es un tiempo de vida que debe ser alegre y con menos responsabilidades de las que tienen los adultos. Sin embargo, en las calles de Cochabamba se puede ver la verdad: que muchos adolescentes y niños de corta edad no tienen la oportunidad de disfrutar su juventud porque ellos están sencillamente tratando de sobrevivir cada día. Ellos trabajan, mendigan y duermen en las calles o bajo los puentes. Algunos tienen familias, pero muchos han escapado de sus casas por razones de abuso o situaciones muy graves.

Cuando llegué aquí a Cochabamba, lo que me impactó más que todo fue la gran presencia de pobreza en las calles, especialmente en medio de niños y adolescentes. Y he notado que al mismo tiempo existe una población de clase media y media-alta que está directamente en yuxtaposición a esta pobreza. Estoy consciente del hecho que hay pobres y ricos en todas partes del mundo, incluyendo los Estados Unidos. Pero me parece que los dos mundos—de los que tienen y los que no tienen—están más obvios y contrastados aquí en Bolivia, específicamente la ciudad de Cochabamba donde muchos campesinos han migrado para buscar trabajo y apoyo.

Tenía interés en investigar más sobre la vida de niños de la calle por varias razones. Primero, he llevado una vida muy privilegiada, y personalmente quería ver como es otra realidad tan diferente a la mía. Además, creo que es importante mostrar esta realidad a otras personas que no conocen como es una vida muy dura. Ojalá que con otras perspectivas todos puedan estar más sensitivos y cariñosos uno al otro, y mejores ciudadanos de este mundo que compartimos.

 

Share

Article Location

 
COinS