Home Institution

University of North Carolina at Chapel Hill

Publication Date

Fall 2005

Program Name

Mexico: Grassroots Development and Social Change

Abstract

Hace veintidós años nací en un cuarto pequeño que mi papá construyó en Carolina del Norte. Entré al mundo de una manera natural, siendo bienvenida por mi familia, amigos y una partera. Allí crecí con mis padres y mi hermano en una comunidad rural que cuenta con tierras comunales. Todas las familias de la comunidad están conectadas por lazos fuertes de amistad y comparten las responsabilidades del mantenimiento de la tierra comunal. Tengo muchos recuerdos de mi niñez cuando estaba ayudando en el jardín, recogiendo frutas del huerto comunal, y asistiendo a reuniones y fiestas de la comunidad. Desde los cuatro hasta los dieciocho años asistí un colegio alternativo. Es una escuela cuya filosofía está basada en las relaciones personales y respeto mutuo entre los estudiantes y maestros. No dan notas, ni calificaciones, ni exámenes oficiales. Cada estudiante tiene el espacio para aprender a su propio ritmo y tomar la responsabilidad de su propio aprendizaje en una manera activa. Este último mes pasé hablando con la gente de la Universidad de la Tierra (Unitierra) en Oaxaca, México y leyendo las filosofías de Gustavo Esteva e Ivan Illich. Encontré muchas ideas que proponen escapar de la educación típica en que el estudiante está forzado a recibir pasivamente una receta de conocimiento que diseña e impone el maestro. Adicionalmente, encontré una actitud de búsqueda de la vida sostenible y comunal. Al final de mi periodo de investigación, mi mamá me comentó que mis padres se habían familiarizado mucho con las ideas y escritos de Ivan Illich antes de que yo naciera. En esto momento vi claramente la manera en que estas ideas y filosofías que había estudiado durante el último mes se habían reflejado en mi vida. Aunque crecí rodeada e insertada en esta manera de pensar, nunca la había escuchado expresada como una ideología o movimiento contra las normas. Tenía estos pensamientos dentro de mi persona, pero no los expresé de esta manera. Hablé con varias personas que tuvieron una experiencia similar cuando se acercaron a Gustavo Esteva. “El discurso de Gustavo reafirmó lo que pensábamos, pero antes no sabíamos como articularlo.” Me comentó Damián López, uno de los estudiantes de la Universidad de la Tierra. “Eso pasa a muchos que escuchan a Gustavo. Nos da bases de crítica mas fuertes.” Damián con sus compañeros había tenido la idea de vivir fuera del sistema porque no les parecía lo correcto, pero no lo tenían claro. Damián explicó que la crítica que hacían antes era muy superficial. Después de encontrarse con Gustavo Esteva, la crítica se volvió más concreta y elaborada. Aquiles Ortiz García, otro estudiante, expresó sentimientos similares cuando dijo: “Todo lo que dice Gustavo es como yo lo había pensado antes pero no lo podía expresar o entender.” Michael Sacco, un hombre de Canadá que ha pasado mucho tiempo trabajando con la Universidad de la Tierra y estudiante de los escritos de Iván Illich y Gustavo Esteva, comentó: “Esta combinación de pensamientos era exactamente lo que tenia adentro pero no lo había formado. Gustavo me ayudó a articular mis pensamientos mas profundos.” Gustavo Esteva tenía la misma experiencia cuando se enfrentó con las ideas de Ivan Illich y piensa que esta es la experiencia de muchos campesinos e indígenas. Para los marginados, poder escuchar a sus propias experiencias articuladas en las palabras Ivan Illich les ayudó a afirmar lo que ya sabían. En mi estudio, me enfoqué primero al problema que existe en las comunidades de Oaxaca: los jóvenes no encuentran en las escuelas lo que quieren y necesitan en sus vidas. Hablé con muchas personas que sienten que la escuela no les ofrece lo que buscan y no les funciona como manera de aprender. Estas incapacidades de la escuela son discutidas, elaboradas y explicadas con argumentos contra la idea de educación en general. Cuando los gobiernos crean un monopolio del aprendizaje, aumenta la dependencia y baja la autonomía de la gente. Si todos tienen la libertad de aprovechar su capacidad natural de aprender, todos tendrían la oportunidad de aprender lo que quieren. La Universidad de la Tierra se fundó con el propósito de ofrecer esta libertad a los jóvenes de Oaxaca. En este trabajo haré una descripción de la visión y formación de la organización, incluyendo los fenómenos sociales a que intenta responder. Para esto, he tomado en cuenta las conversaciones que tuve con varias personas y estudiantes, así como mis propias observaciones. A continuación, procedo a describir como funcionan los proyectos y centros que ha desarrollado la Universidad de la Tierra y los métodos que usan para crear un ambiente de aprendizaje libre.

Disciplines

Education | International and Comparative Education

 

Share

Article Location

 
COinS